31 mar. 2012

Begotten (1989) [Edmund E. Merhige]

Si hay un film extraño, evocador, algo esotérico pero a la vez interesante, y del cual podría decirse que cada escena es como una pintura, como una obra de arte por sí misma ese sería Begotten. Con una historia primigenia; una especie de teogonía destructiva-creadora, a partir de la cual se da la creación y la muerte de dioses y otros seres divinos, el film es casi inefable (y describirlo se hace bastante difícil por ello mismo) con una experimentación surrealista a más no poder, carente de diálogos y con prácticamente ausencia de audio. Se trata no solo de un film, sino de toda una experiencia visual-trascendental; para muchos también odiada, todo está en mirarla e interpretarla, como decían por ahí el mismo director un Rorschach filmográfico.

[Info]
V.O.

30 mar. 2012

Irreversible (2002) [Gaspar Noé]

El film Irreversible es uno de esos difíciles y crudos, no solo por el contenido de la historia y las imágenes (la tremenda escena de violación en el subterráneo; cruda, violenta y no por ello menos adecuada a la realidad de la brutalidad de una violación, o aquella otra escena en la que le destruyen el cráneo a un tipo con un extintor); sino también por la manera misma de abordar la historia: de manera reversible y con una tensión a la hora de presentar los acontecimientos primeramente caótica, las escenas mismas parecen girar, vibrar, sin enfocar algo en particular, dando esa sensación de vértigo y claustrofobia: LE TEMPS DÉTRUIT TOUT.

[Info]
V.O.S.E.

1 mar. 2012

Faster Pussycat! Kill! Kill! (1965) [Russ Meyer]

Un ya clásico de culto y uno de los mejores ejemplos del sexploitation por parte del mítico Russ Meyer es, sin lugar a dudas, Faster Pussycat! Kill! Kill! un film icónico y con una influencia enorme en diversos cineastas (tanto por la estética como por la historia misma); no solo dentro de aquellos pervertidos que copiaban el género en la época, sino también cineastas como Quentin Tarantino (por supuesto, a quién no le copia este tipo ¿no?, y como prueba, cabría señalar su Death Proof y otros elementos dentro de sus trabajos) incluso John Waters dice ser fan del film. Una historia nada desechable: un grupo de strippers a-go-go se embarcan en un plan de robarle una supuesta fuerte suma de dinero a un viejo y sus hijos quienes viven en una granja, no sin evitar de camino secuestrar a una chica y acabar con su novio, baños en los ríos, peleas entre ellas, bailes a-go-go, todo dentro de un marco de violencia. Imperdible.

[Info]
V.O.S.E.

Brainscan (1994) [John Flynn]

Las consecuencias que temen los padres más puritanos y demás agrupaciones respecto al "peligro" de los videojuegos se hacen realidad en el film Brainscan; pues trata sobre un videojuego en el que el usuario comete los actos más violentos (y no es Grand Theft Auto o Manhunt), los cuales son cometidos en la realidad como más tarde se sospechará en la historia (precaución posible spoiler anteriormente...), siendo víctima un joven ya de por sí "inadaptado" (Edward Furlong) y con un personaje virtual bastante característico. Todo un clásico del cyberpunk y por supuesto, un clásico de los noventa.
["Oh kiss me, beneath the milky twilight..."]
[Info]
V.O.S.E.